Gamificación para trabajadores logísticos

Gamificación para trabajadores logísticos

En este blog exploraremos qué es la gamificación y examinaremos su potencial para mejorar las operaciones de almacenamiento evaluando su impacto en la motivación, productividad, seguridad y formación de los empleados. La gamificación para trabajadores logísticos ya está aquí y tiene pinta de ayudarnos a mejorar el rendimiento de nuestra fuerza laboral… jugando.

¿Se imagina un mundo en el que los empleados estén más comprometidos y sean más productivos en el trabajo jugando en el lugar de trabajo? Ese mundo ya está aquí.

Imagíne un almacén el el que los trabajadores recogen productos de las estanterías y los colocan en cintas transportadoras automatizadas o en contenedores de robots móviles autónomos (AMR). Cada vez que un trabajador completa la acción, un marcador digital registra su puntuación, lo que le hace ganar puntos. Estos puntos pueden utilizarse como moneda digital y canjearse por premios como días de vacaciones adicionales, almuerzos más largos o incluso artículos físicos.  

Es bien sabido que los empleados poco comprometidos contribuyen a que se cometan errores y a que el rendimiento sea menor. Mediante la aplicación de la gamificación, los centros de distribución pueden evitar que los empleados se «desconecten» del trabajo y, al mismo tiempo, mejorar la eficiencia general.

¿Qué es la gamificación?

La gamificación es una estrategia de trabajo y formación que promueve objetivos específicos. Los empleados son recompensados o reforzados cada vez que realizan una tarea deseada o alcanzan una puntuación objetivo. La gamificación para trabajadores logísticos incorpora características como tablas de clasificación, sistemas de incentivos, reconocimientos personales y de grupo y aportaciones de los empleados para aumentar la motivación y el compromiso. Como resultado de una mayor motivación y compromiso, los empleados aumentan su productividad.

Aplicada a la logística de almacenes, la gamificación consiste en desarrollar, implantar y apoyar operaciones que aumenten el rendimiento mediante técnicas de juego.

Impacto de la gamificación para trabajadores logísticos en las operaciones

Las operaciones de almacenamiento se han caracterizado históricamente por el trabajo manual, las tareas repetitivas y las largas jornadas laborales. Estos factores a menudo conducen a la fatiga de los trabajadores, errores e ineficiencias. Aunque la tecnología ha desempeñado un papel crucial a la hora de impulsar mejoras en estas áreas, la gamificación ha surgido como una herramienta única y eficaz. ¿Por qué es tan útil la gamificación en el almacenamiento? Recopila datos a la vez que involucra a los trabajadores, haciendo que las tareas básicas repetitivas sean menos pesadas de completar. Estos datos son valiosos. Proporcionan información sobre cómo hacer que los procesos de almacenamiento sean más eficientes, productivos y eficaces. Los datos también pueden utilizarse para asignar recursos de forma más eficaz y garantizar el cumplimiento de las mejores prácticas del sector.

Mediante el seguimiento y la recompensa de las métricas de rendimiento de los empleados, los jefes de almacén pueden identificar patrones y tendencias que pueden indicar áreas de mejora. Esta información puede utilizarse para implementar mejoras específicas en los procesos, como ajustar los horarios del personal, reorganizar la distribución del almacén o invertir en nuevas tecnologías para agilizar las operaciones.

Además, la gamificación puede animar a los empleados a compartir ideas de mejora o soluciones innovadoras a los retos operativos.

Mejora de la productividad

La gamificación aprovecha el deseo inherente al ser humano de competir, socializar y alcanzar objetivos. Al incentivar a los empleados para que completen las tareas de forma más eficiente y precisa, la gamificación tiene el potencial de aumentar la productividad y mejorar la eficiencia operativa general.

Los wearables de almacén, como las gafas inteligentes de realidad aumentada (RA), se utilizan a menudo para gamificar los procesos de almacenamiento que dependen de la productividad, como la preparación de pedidos. La gamificación puede utilizarse para guiar a los trabajadores hacia las ubicaciones correctas de almacenamiento de inventario mediante señales visuales, como flechas o puntos destacados, superpuestos en su campo de visión. Esto aumenta la precisión y la velocidad del proceso de surtido, hace que la gestión del inventario sea más fluida y reduce el tiempo de inactividad de los trabajadores.

Espíritu competitivo

La gamificación introduce un elemento competitivo en las tareas rutinarias. Esto fomenta un sano espíritu competitivo entre los empleados, motivándoles para superar a sus compañeros y mejorar sus habilidades.

Muchas empresas están gamificando sus almacenes instalando marcadores gigantes que llevan la cuenta de cada producto recogido, empaquetado y enviado por un empleado o un equipo. Los marcadores son visibles para los empleados y, gracias a las conexiones de Internet de las Cosas (IoT), se actualizan en tiempo real. Algunas empresas incluso proporcionan a los empleados actualizaciones de puntuación en tiempo real en el dispositivo portátil que están utilizando, como un escáner de códigos de barras de mano. Esto permite a los trabajadores realizar un seguimiento de su rendimiento mientras completan simultáneamente sus tareas.

Los marcadores no solo aumentan la transparencia y fomentan la rivalidad amistosa, sino que también dan sentido a cada producto que se mueve por el almacén.

Interacción social

La gamificación permite la interacción social entre los empleados a través de modos multijugador, funciones de chat y retos en equipo. Esto facilita la comunicación, la colaboración y la camaradería, lo que puede aumentar el compromiso de los empleados y la satisfacción laboral.

Establecimiento de objetivos y logros

La incorporación de mecánicas de juego como misiones, retos e insignias permite a los empleados establecer objetivos personales y de equipo. Alcanzar estos objetivos ofrece una sensación de logro y progreso, impulsando a los empleados a mejorar continuamente su rendimiento.

Reclutamiento y Retención de Mano de Obra en Almacenes

Las investigaciones demuestran que los trabajadores Millennials y los de la Generación Z tienen patrones de motivación y comportamiento diferentes a los de generaciones anteriores. Esto significa que a menudo requieren técnicas que alineen mejor su estilo de aprendizaje y desarrollo de habilidades con los objetivos empresariales.

A medida que crece la necesidad de trabajadores de almacén y la escasez de mano de obra no parece tener fin a la vista, las empresas recurren a proveedores logísticos externos (3PL) para externalizar la satisfacción de sus necesidades logísticas y de la cadena de suministro. Una de las razones es que los 3PL disponen de los recursos necesarios para contratar a trabajadores jóvenes y cualificados que mantengan las redes de distribución en perfecto funcionamiento.

En la era del almacenamiento inteligente, los proveedores logísticos externos utilizan la gamificación en las operaciones de almacén para atraer a los trabajadores más jóvenes. La gamificación hace que los puestos de trabajo en los almacenes resulten más atractivos para los más jóvenes, ya que están expuestos a la gamificación en su día a día. La gamificación es natural para los trabajadores jóvenes y, al permitirles divertirse en el trabajo, incentivarles para que recojan y empaqueten con precisión o para que envíen los productos con rapidez, las empresas pueden conseguir una mayor satisfacción de los empleados y reducir las tasas de rotación.

En los entornos gamificados, los empleados pueden ser recompensados por completar tareas en un plazo determinado o por superar los puntos de referencia establecidos. Esto puede animarles a gestionar su tiempo de forma más eficaz y a buscar formas de optimizar su flujo de trabajo. Estas acciones ayudan a impulsar una mayor productividad que, en última instancia, reduce los gastos laborales.

Reducción de errores gracias a la gamificación para trabajadores logísticos

La gamificación puede ayudar a reducir las tasas de error recompensando a los empleados por su precisión y penalizando los errores. Esto crea un incentivo para que los empleados vuelvan a comprobar su trabajo, lo que mejora los procesos de almacenamiento y los niveles de inventario.

Mejora continua

Mediante el seguimiento de las métricas de rendimiento y ofreciendo retroalimentación a través de la mecánica del juego, los empleados pueden entender mejor sus fortalezas y debilidades. Esto promueve la mejora continua y la búsqueda de la excelencia en las operaciones de almacenamiento.

Mejora de la seguridad

Uno de los principios del almacenaje es garantizar la seguridad y la salud laboral de los empleados. Walmart utiliza la gamificación como solución de almacenaje para mejorar la seguridad en sus almacenes y centros de distribución. Los trabajadores pasan de tres a cinco minutos jugando a un juego mientras responden a preguntas sobre seguridad en el almacén y reciben información instantánea sobre si sus respuestas son correctas o no. La próxima vez que el empleado juega, el juego le proporciona preguntas que no sólo refuerzan los conocimientos que sabe, sino también los conocimientos de recapitulación con los que tuvo problemas. Como resultado de utilizar la gamificación

  •     Los niveles de conocimiento sobre temas de seguridad aumentaron un 15%.
  •     Los incidentes de seguridad en los centros de distribución de Walmart disminuyeron un 54%.
  •     La confianza de los empleados aumentó un 8%.

Prácticas laborales segurasLa gamificación puede utilizarse para enseñar y reforzar prácticas de trabajo seguras, como técnicas adecuadas de elevación y manejo de equipos. Al conceder puntos y logros por cumplir las directrices de seguridad, es más probable que los empleados interioricen y sigan estas prácticas de forma coherente.

Al integrar la gamificación de la RA con la formación en seguridad, los trabajadores pueden aprender a identificar posibles peligros y practicar comportamientos laborales seguros en un entorno virtual sin riesgos. La RA también puede utilizarse para superponer advertencias y recordatorios de seguridad en tiempo real, lo que ayuda a reforzar los protocolos de seguridad.

Concienciación sobre seguridad mediante gamificación para trabajadores logísticos

La gamificación también puede aumentar la concienciación sobre la seguridad integrando retos y misiones relacionados con la seguridad en el juego. Esto garantiza que se recuerde a los empleados la importancia de la seguridad en el lugar de trabajo, reduciendo la probabilidad de complacencia y accidentes.

Informar

Un enfoque lúdico puede animar a los empleados a informar rápidamente sobre peligros, cuasi accidentes e incidentes, ya que pueden ser recompensados por hacerlo. Esto permite a la dirección del almacén identificar y abordar posibles problemas de seguridad con mayor eficacia.

Por ejemplo, la gamificación puede ayudar al personal del almacén a identificar y resolver rápidamente averías en los equipos o problemas de mantenimiento mediante la superposición de instrucciones visuales, animaciones o guías paso a paso directamente sobre la maquinaria o los equipos.

Formación y desarrollo de habilidades con gamificación para trabajadores logísticos

Una de las ventajas más significativas del uso de la gamificación en el almacenamiento es su potencial para revolucionar la forma en que los empleados adquieren nuevas habilidades. Al transformar el proceso de aprendizaje en una experiencia atractiva e interactiva, la gamificación puede mejorar significativamente la retención de conocimientos y el desarrollo de habilidades.

Aprendizaje interactivo

La formación y el desarrollo de habilidades son cruciales para que los empleados de almacén realicen sus tareas de forma eficiente y segura. Los métodos de formación tradicionales, como conferencias y manuales, pueden resultar monótonos y provocar la falta de compromiso. La gamificación ofrece una experiencia de aprendizaje más interactiva y atractiva, utilizando elementos multimedia, simulaciones y actividades prácticas que pueden acelerar la adquisición de habilidades.

Por ejemplo, la gamificación puede permitir una experiencia de aprendizaje inmersiva para los nuevos empleados. Mediante la creación de simulaciones virtuales de tareas del mundo real, los empleados pueden aprender a almacenar inventario utilizando equipos como carretillas elevadoras o transpaletas, en un entorno seguro y controlado.

Formación personalizada mediante gamificación para trabajadores de almacén

La formación gamificada puede adaptarse a las necesidades individuales y a los niveles de habilidad de cada empleado. Al ofrecer misiones y retos personalizados, los empleados pueden centrarse en el desarrollo de habilidades y competencias específicas necesarias para su función en las operaciones de almacenamiento.

Feedback y evaluación en tiempo real

Gracias a su conexión IoT, la gamificación ofrece retroalimentación y evaluación en tiempo real, lo que permite a los empleados aprender de sus errores y mejorar su rendimiento inmediatamente. Esto acelera el proceso de aprendizaje y garantiza que los empleados puedan dominar rápidamente sus tareas.

Retención de conocimientos                                                                                                                

Se ha demostrado que la formación gamificada mejora las tasas de retención de conocimientos en comparación con los métodos tradicionales, ya que aprovecha el compromiso emocional y cognitivo que proporcionan los juegos. Al combinar los aspectos cognitivos del aprendizaje con el compromiso emocional, la gamificación puede conducir a una comprensión más profunda y a una retención a largo plazo de los conocimientos.

En la era de los avances tecnológicos y la innovación, las empresas buscan herramientas de negocio como la gamificación para optimizar sus almacenes de cumplimiento para mover los productos dentro y fuera de las puertas más rápido. Como resultado, la gamificación se está convirtiendo en una función importante del almacenamiento en la era de la cadena de suministro digital.

Utilizada junto con los sistemas de gestión de almacenes y los dispositivos IoT, la gamificación puede mejorar el funcionamiento de un almacén desde el proceso de almacenamiento de los productos hasta su recogida, embalaje y envío a la puerta de salida.

La gamificación es una solución de almacén que puede mejorar la seguridad y la salud laboral de los trabajadores ayudándoles a identificar posibles peligros. Esta capacidad puede ser beneficiosa para los trabajadores de almacenes frigoríficos que pueden pasar un periodo de tiempo en condiciones adversas.

Muchas gracias por visitar nuestro blog. ¡Hasta la próxima!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest