La cadena de suministro frente al cambio climático

Cadena de suministro frente al cambio climático

La gestión eficiente y sostenible de la cadena de suministro se ha convertido en un imperativo para las empresas en el contexto actual, marcado por la creciente preocupación global sobre el cambio climático. En este escenario, en Lanjatrans estamos comprometidos con la adopción de prácticas innovadoras y responsables que no solo buscan optimizar los procesos logísticos, sino también minimizar su impacto ambiental. Por este motivo, entregamos esta entrada para que puedan ver como hacer una gestión de la cadena de suministro frente al cambio climático

No tener en cuenta el impacto del cambio climático en las operaciones de la cadena de suministro podría tener importantes consecuencias en el futuro. En este artículo, compartimos algunos pasos para empezar a incorporar consideraciones de mitigación de riesgos en las operaciones de la cadena de suministro.

Se prevé que los trastornos relacionados con el clima se intensifiquen en los próximos años a medida que el planeta siga calentándose. Aunque el cambio climático afecta a todos los aspectos de la sociedad, sus efectos pueden ser especialmente graves para las cadenas de suministro mundiales, que desempeñan un papel fundamental en el suministro de productos y servicios vitales para las personas. El cambio climático puede afectar a las cadenas de suministro de dos maneras fundamentales:

Cambio climático y fenómenos meteorológicos    

El cambio climático trae consigo fenómenos meteorológicos más intensos, graves y duraderos, como huracanes, inundaciones, sequías, heladas e incendios forestales. Estos fenómenos pueden dañar instalaciones clave, interrumpir viajes, cortar recursos o productos clave, etc. Por ejemplo: Las inundaciones en China generaron un golpe masivo a las operaciones de la cadena de suministro mundial. En la cadena alimentaria china, las ramificaciones incluyeron el impacto en más de 1.000.000 de hectáreas de campos de cultivo, lo que provocó daños por valor de 2.250 millones de yuanes (330 millones de euros. Se calcula que las pérdidas económicas de China por inundaciones ascienden a 24.000 millones de euros.

Cambio climático y afectación al nivel del mar   

El cambio climático también provoca la subida del nivel del mar. Esto perturba las infraestructuras costeras, muy utilizadas por las cadenas mundiales de suministro. Por ejemplo: Los puertos permiten el comercio mundial y local y cumplen una serie de funciones diversas para la economía. La subida del nivel del mar está inundando los puertos y provocando un aumento de las inundaciones, lo que genera más riesgos para las cadenas de suministro. Se calcula que el riesgo climático causa 7.300 millones de euros en pérdidas para los puertos cada año. 

Estas alteraciones en la cadena de suministro interrumpen la fabricación, producción y entrega de mercancías, aumentando los costes de los materiales y los precios de los productos y perjudicando los ingresos de las empresas. Con el cambio climático planteando riesgos tan inminentes de interrupciones, las cadenas de suministro deben empezar a prepararse para ser resilientes y adaptarse al clima.

Qué pueden hacer las empresas para prepararse

Para mitigar el riesgo de interrupciones de la cadena de suministro debidas al cambio climático, las empresas deben seguir estos cuatro pasos:

  • Trazar un mapa de la cadena de suministro
  • Realizar una evaluación de los riesgos del cambio climático
  • Desarrollar una estrategia para hacer frente a los riesgos
  • Aplicar, supervisar y actualizar 

Veamos cada uno de estos pasos con un poco más de detalle.

Paso 1: Cartografiar la cadena de suministro

La cartografía es una herramienta útil para comprender la dinámica y las relaciones dentro de una cadena de suministro. El mapeo incluye:

  • Identificar a todas las partes interesadas y todas las unidades que desempeñan un papel en la cadena de suministro.
  • Comprender cada relación con los proveedores y cómo encaja en el panorama general, incluyendo en cuántas otras cadenas de suministro (si las hay) participan.
  • Determinar los costes y plazos asociados a cada elemento de la cadena de suministro.
  • Seguimiento del flujo de información a través de la cadena de suministro. 

Por ejemplo, una empresa de productos agrícolas podría empezar con un gráfico de todos los procesos que intervienen en la producción de esos productos, incluidos el cultivo, el envasado y el transporte. A continuación, la empresa añade ubicaciones a ese gráfico: ¿dónde tiene lugar cada proceso? Por último, la empresa puede añadir costes y plazos a cada paso: ¿cuánto tiempo tarda el producto en completar una etapa y cuáles son los costes para la empresa? Este mapa general permite a la empresa evaluar lo diversa o estrecha que es su cadena de suministro y dónde están las mayores limitaciones de tiempo y recursos.

Al final del ejercicio de mapeo, las empresas comprenderán la complejidad de sus cadenas de suministro y podrán identificar todos los puntos en los que deben realizar una evaluación de riesgos.

Paso 2: Evaluación de riesgos del cambio climático

Una evaluación de riesgos del cambio climático permite a las empresas identificar la probabilidad de futuras perturbaciones climáticas y sus posibles impactos. Esta evaluación suele incluir tres componentes clave:

  • Identificar los riesgos actuales y futuros (potenciales) relacionados con el cambio climático.
  • Evaluar la cadena de suministro (como se indica en el paso 1) para comprender su vulnerabilidad a estos riesgos y cuáles podrían ser sus consecuencias potenciales.
  • Cuantificar y clasificar los riesgos para determinar qué partes de la cadena de suministro requieren más atención.

Por ejemplo, la empresa que previamente ha cartografiado la cadena de suministro de sus productos agrícolas podría empezar por evaluar el riesgo de cada nodo de su mapa. Esto incluiría revisar las características demográficas, socioeconómicas y medioambientales de la zona para comprender qué impactos climáticos potenciales son relevantes para la zona. También hay que evaluar los fenómenos climáticos pasados, su frecuencia y la gravedad de los daños causados.

Para cada nodo, la empresa evaluará el riesgo de interrupción:

  • ¿Cuál es la probabilidad de interrupción?    
  • ¿Cuál es el impacto en la empresa cuando se produce una interrupción (mayores costes de producción, pérdida de producto, pérdida de ingresos)?    
  • ¿Cuánto tiempo se tardará en recuperarse tras una interrupción? 

Al trazar un mapa de todos estos riesgos, los responsables de operaciones de la cadena de suministro tendrán una visión más clara de toda la cadena de suministro de principio a fin y estarán más capacitados para realizar cambios en las operaciones cuando sea necesario para mitigar las vulnerabilidades y crear operaciones resistentes.

Paso 3: Desarrollar una estrategia para abordar los riesgos

Tras comprender la cadena de suministro y su exposición a los riesgos del cambio climático, las empresas deben centrarse en crear sistemas para mitigarlos. Este paso será único para cada cadena de suministro, dependiendo de los riesgos identificados en el paso 2, pero algunos ejemplos de acciones de mitigación de riesgos podrían incluir:

  • Fortalecer las relaciones actuales con los proveedores críticos: Garantizar que los proveedores clave sigan suministrando productos reforzando las relaciones, trabajando en colaboración con los proveedores y ofreciendo incentivos, como contratos a largo plazo.
  • Aumentar el inventario: Siempre que sea posible y práctico, mantenga y almacene suficientes existencias de suministros para poder hacer frente a una interrupción del suministro.
  • Diversificar la base de proveedores y/o el nearshore: Utilizar varios proveedores para el mismo material a fin de minimizar las vulnerabilidades de un proveedor frente a las interrupciones. Además, mueva las cadenas de suministro más cerca de casa cuando sea posible (es decir, nearshoring) para reducir las dependencias globales y entre países y acortar los tiempos de tránsito. 

Además, las empresas pueden querer aplicar estrategias que mejoren su conocimiento de los riesgos, dándoles tiempo para reaccionar antes ante las interrupciones. Esto podría incluir

  • Integrar la tecnología: El análisis predictivo puede identificar patrones y tendencias que permitan a las empresas anticipar y mitigar los riesgos antes de que se produzcan.
  • Cartografiar las cadenas de suministro secundarias: Trazar un mapa de las ubicaciones geográficas de los proveedores críticos, cómo se producen los productos y/o servicios y quién los produce permite una mayor visibilidad y produce una visualización detallada de toda la cadena de suministro, más allá del primer nivel, lo que permite una mayor evaluación y preparación ante los riesgos.

Paso 4: Aplicar, supervisar y actualizar

Tras desarrollar una estrategia, las empresas tendrán que aplicarla. Los principales líderes empresariales y los expertos en salud medioambiental deben colaborar para crear un plan de acción y comunicarlo a toda la empresa, lo que permitirá facilitar las inversiones en soluciones reales para mitigar los riesgos que afectan a toda la empresa. Es probable que estos planes de acción incluyan

  • Nuevos procesos – Las nuevas estrategias pueden impulsar cambios en las operaciones, que deben definirse y compartirse con las principales partes interesadas.    
  • Nuevas funciones y responsabilidades: estos procesos pueden requerir la colaboración entre las estructuras de la empresa y nuevas funciones y responsabilidades.    
  • Tecnología integrada – El uso de un sistema de software de evaluación de riesgos, como uno que ofrezca análisis predictivo, puede ayudar a realizar un seguimiento más eficiente de los riesgos y la capacidad de recuperación. 

Tras la ejecución, las empresas tendrán que vigilar constantemente los riesgos nuevos y en evolución y actualizar su estrategia/sistemas en marcha. El análisis predictivo desempeña un papel importante en este paso, ya que permite a las empresas utilizar los datos actuales para predecir eventos y tendencias futuros. Además, las empresas podrían considerar la posibilidad de dedicar un puesto dentro del equipo de operaciones de la cadena de suministro al seguimiento de estas tendencias y a la mejora de los sistemas según sea necesario.

Para concluir

El cambio climático ya está afectando a las cadenas de suministro y al crecimiento económico en general, y se prevé que la amenaza aumente. El coste de producción, transporte y entrega de bienes esenciales a través de aguas internacionales aumentará a medida que los riesgos aumenten junto con la demanda de los consumidores.

Además, las difíciles condiciones meteorológicas afectarán a los plazos de entrega, las rutas de transporte y las producciones in situ. Las empresas deben ampliar su comprensión del riesgo para tener en cuenta la ubicación, el tipo y el momento de una amenaza y darse cuenta del problema inminente del cambio climático.

Comprender cómo intervienen todos estos factores en la cadena de suministro y cómo se ven interrumpidos por condiciones meteorológicas extremas acortará el tiempo de respuesta de una empresa y la hará más resistente a las perturbaciones.

La aplicación de estrategias para reducir el riesgo y mejorar la capacidad de recuperación permitirá a las empresas adoptar un enfoque proactivo para hacer frente a las vulnerabilidades de la cadena de suministro y ser más capaces de soportar los riesgos venideros sin interrupciones operativas significativas.

La cadena de suministro frente al cambio climático es más que un simple análisis. Es una llamada a la acción para todas las partes involucradas en la cadena de suministro global. A medida que enfrentamos los retos sin precedentes que el cambio climático nos presenta, es esencial que empresas, gobiernos y consumidores trabajen juntos hacia soluciones sostenibles. Lanjatrans se compromete a ser parte de esta solución, adaptando prácticas que no solo minimicen el impacto ambiental sino que también aseguren una cadena de suministro resiliente y eficiente para el futuro. Gracias por acompañarnos en esta exploración y esperamos haber iluminado el camino hacia un futuro más verde y sostenible.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest